Bosque: Se refiere a áreas con presencia de especies arbóreas (nativas o exóticas) que alcancen los siguientes umbrales: 5 m de altura mínima y 20 % de cobertura de copas. Comprende Bosque de llanura chaqueño, Bosques de llanura del Espinal y los Bosques de Sierras, que difieren en cuanto a la conformación de especies.

En general, el bosque chaqueño se trata de bosques bajos, con un dosel discontinuo a localmente continuo. El estrato arbóreo puede alcanzar hasta 15 m de altura, aunque predominan los bosques secundarios con árboles de entre 6 y 8 m de altura. El estrato arbustivo puede alcanzar hasta 4 m, siendo el que generalmente alcanza mayor cobertura. El estrato herbáceo es también discontinuo y su cobertura se relaciona estrechamente al uso y estado de conservación del bosque.
Los Bosques de Espinal incluyen los caldenales (bosque xerófilo bajo de 5 a 7 m de altura, semi-cerrado a cerrado –de 35 a 70 % de cobertura arbórea, con un estrato arbustivo de cobertura variable y un estrato herbáceo generalmente con alta cobertura), los algarrobales (relictos que se corresponden a bosques xerófilos bajos de 6 a 8 m de altura, con una cobertura arbórea del 50 al 80 %, y un estrato arbustivo bajo con cobertura variable entre el 40 y 80 %), y los chañarales (estos bosques presentan la característica forma sub-circular de rodal. El estrato superior alcanza entre 3 y 6 m de altura y altos valores de cobertura, generalmente superiores al 90 %).
Los Bosques de Sierras están ampliamente distribuidos en todo el sistema serrano de Córdoba entre los 400 y 1.500 m s.n.m. Se trata de bosques xerófilos bajos, de abiertos a cerrados, con estratos inferiores fuertemente dependientes de la cobertura del dosel. Incluye principalmente los bosques
de Schinopsis haenkeana y de Lithraea molleoides, y en las zonas de contacto con los bosques de llanura con bosques de Aspidosperma quebracho blanco. Esta clase de cobertura se completa con los bosquecillos de Polylepis australis (tabaquillo) ubicados en quebradas protegidas del cordón central de las sierras por arriba de 1.700 m s.n.m.

A su vez, dentro de cada una de estas unidades pueden presentarse diferentes características fisonómicas, pudiendo dividirse en bosque cerrados y abiertos.

Los bosques cerrados son aquellos que se encuentran en mejor estado de conservación, superando el 30% de cobertura del estrato arbóreo.

Bosque cerrado

El bosque abierto se compone principalmente de comunidades de reemplazo de los bosques de llanura, fisonómicamente, se trata de bosques bajos a matorrales altos, con emergentes que alcanzan una cobertura de entre el 20 y 30 %, con un estrato arbustivo generalmente denso, que cubre entre el 50 y 70 % del suelo. La diferencia más visible con los matorrales de cicatrización radica en la presencia constante del estrato de emergentes y en la altura de los mismos, siempre superior a la de los matorrales. Además, especialmente en el oeste provincial, Aspidosperma quebracho blanco ha sido reemplazado por Prosopis flexuosa entre los árboles que superan el estrato arbustivo.

Bosque chaqueño abierto

Matorral / Arbustal: corresponden a aquellas coberturas naturales de especies leñosas que no alcanzan los umbrales para ser consideradas Monte. Pueden incluirse en esta clase estados sucesionales tempranos de bosques afectados por disturbios como incendios o desmontes.
De acuerdo a su fisonomía y composición podemos clasificarlos en matorral sin emergentes, matorral con emergentes y matorral halófito.

  • Matorral con emergentes: La fisonomía predominante es la de un matorral con un estrato arbustivo de ralo a medianamente cerrado (con un 20 a 70 % de cobertura) en el oeste de Córdoba a cerrado (más del 60 % de cobertura) en el noroeste y norte provincial. En estos dos últimos sectores puede observarse la presencia de árboles emergentes del dosel arbustivo. La cobertura del estrato herbáceo es muy variable, según los disturbios actuales o del pasado reciente.
  • Matorral sin emergentes: Fisonómicamente es un matorral abierto, con escasa cobertura del estrato herbáceo y altos porcentajes de suelo descubierto, casi siempre superiores al 40 %. El estrato arbóreo está ausente o representado sólo por individuos aislados que aportan evidencias sobre la vegetación original.
  • Matorral halófito: Esta clase de cobertura se compone de un conjunto de comunidades que se presentan sobre suelos salinos en las depresiones de Mar Chiquita (noreste de Córdoba), Salinas Grandes y de Ambargasta (noroeste), en los paisajes halo-hidromóficos del sureste, y en áreas de superficie reducida en diferentes sectores del territorio provincial.

Matorral halófito en Salinas de Ambargasta

Pastizal: área dominada por especies herbáceas y gramíneas, pudiendo incluir leñosas de bajo porte, pero siempre de origen natural, no implantado. Representa pastizales de gran cobertura en las zonas naturales de la provincia como Sierras y bañados.

Pastizal natural en Sierras de Calamuchita

Suelo con baja cobertura vegetal: coberturas naturales desprovistas de vegetación de cualquier tipo que supere el 20% de cobertura, dejando expuesto el suelo o el material original. Según el material predominante en la zona, se pueden clasificar como roca, salinas o suelo desnudo. No deben incluirse en esta clase infraestructura urbana, calles o caminos. 

Suelo con baja cobertura vegetal (roquedal).

Agua: cobertura natural o artificial que permanece con agua estacionaria en superficie durante la mayor parte del año. Representa mayormente los diques y lagunas.

Cuerpo de agua estacionaria (laguna)

Cultivo extensivo anual: cobertura que posee una dinámica anual que incluye los ciclos de preparación del suelo, siembra, crecimiento y cosecha de un cultivo. Se caracteriza por grandes variaciones temporales en la cobertura, encontrándose desde suelo desnudo o en barbecho, hasta cultivos en pleno desarrollo. Pueden aquí incluirse tanto cultivos en secano como irrigados.

El estado fenológico a registrar deberá ser el que se presente a la fecha indicada en el registro. De ser un día diferente al de la carga del dato, deberá editarse la misma. Lo estados fenológicos se definen de la siguiente manera:

  • Siembra: Incluye el período comprendido entre la siembra y la emergencia de la plántula.
  • Emergencia: Cotiledones por encima de la superficie, totalmente abiertos, plántula erguida, el primer par de hojas permanece sin abrir
  • Vegetativo: Desde que el primer par de hojas se encuentra totalmente expandido hasta la aparición de las primeras flores.
  • Reproductivo: Desde que se observan las primeras plores hasta la maduración del fruto.
  • Senescente: Cuando ya se produjo la maduración total del fruto, las hojas pierden su coloración verde y pierden agua.
Cultivo extensivo de maíz (fuente diario La Voz).

Pasturas: Cobertura de especies herbáceas para uso como forraje. Puede tratarse de cultivos intensivos o extensivos manejados mediante carga ganadera. Se incluyen cultivos como alfalfa, avena y pasturas megatérmicas para pastoreo a campo.

Pastura implantada con fines forrajeros.

Plantaciones perennes (frutales): cobertura actual de árboles frutales implantados por el hombre con cobertura de copa mayor al 20%. 

Plantación madura de durazneros.

Hortícola: cultivos de producción hortícola intensiva multiespecífica de pequeña escala, generalmente localizadas en espacios periurbanos.

Plantación hortícola multiespecífica (Fuente: Revista Chacra).