Calidad de los datos geográficos: ¿cómo estamos en Córdoba? Un estudio de la UNC aporta un primer diagnóstico

Compartilo en las redes

Colaboración:
Agrim. Mario Piumetto,
Lic. Lucio Scardino,
IDECOR


La información geográfica y la analítica territorial se han transformado en insumos fundamentales para la gestión de políticas públicas en todos los niveles, como también en el ámbito privado y profesional. Por ello, la mejora constante de la calidad de los datos geoespaciales es esencial para los organismos e instituciones productores de dichos datos.

Un trabajo realizado en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFyN) de la Universidad Nacional de Córdoba, aplicó normas ISO específicas para evaluar la calidad de los datos geográficos de la Dirección General de Catastro, la Administración Provincial de Recursos Hídricos (APRHI) y la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), que constituyen lo que se conoce como “Datos Básicos y Fundamentales” (DByF) de una jurisdicción y conforman el Mapa Base provincial.

La evaluación, realizada por los ingenieros agrimensores Matías Luján Ghione y Federico Suárez, detalla que los organismos utilizan diferentes metodologías y fuentes para producir sus datos y así cumplir con sus funciones, lo que puede implicar que los datos presenten inconsistencias que son necesarias detectar y cuantificar a partir de un procedimiento de evaluación de calidad. El estudio abarcó como área de estudio, el Departamento Colón (Imagen 1).

Imagen 1. Cursos de Agua, Red Vial, Radios Municipales, Parcelas Rurales del Departamento Colón.
Fuente: Luján Ghione, M.; Suarez, Federico. Evaluación de calidad de los Datos básicos y fundamentales de la provincia de Córdoba.

¿Qué datos se evaluaron?

Los autores del estudio destacan la disponibilidad y apertura de los datos evaluados, a partir del trabajo de la IDE provincial. 

“La disponibilidad y accesibilidad de estos datos en formatos abiertos fomenta su uso en una diversidad de aplicaciones, desde el ámbito académico y científico hasta el desarrollo de soluciones tecnológicas y aplicaciones prácticas en la sociedad en general”, comentan.

En anteriores publicaciones se han planteado las ventajas de la estandarización y normalización de los datos geoespaciales, para asegurar la compatibilidad e interoperabilidad en el intercambio de información geográfica entre diversos actores y organismos (ver Estándares de la información geoespacial: ¿cómo mejorar la calidad y uso de tus datos?).

En su Trabajo Final de la Carrera Ingeniería en Agrimensura, evaluaron la información geográfica de los tres organismos mencionados, a través de la norma internacional ISO 19.157, que especifica cómo evaluar, describir e informar la calidad de los datos geoespaciales. En particular, analizaron los siguientes datos geográficos: radios municipales y parcelas rurales (de la DGC), cursos de agua (APRHI) y red vial provincial (de la DPV).

Para evaluar la exactitud posicional y la completitud de los datos, se analizó el uso de distintas imágenes satelitales de alta resolución proporcionadas por IDECOR a través de acuerdos con CONAE, e imágenes de acceso libre. De la lista inicial, se decidieron evaluar, validar y utilizar los datos conforme imágenes de Perú-Sat 1 y las imágenes disponibles en Google Earth, que utiliza un mix de imágenes Landsat, Sentinel, de la firma Airbus y Maxar Technologies. Para la evaluación, los autores adoptaron los mosaicos de Google Earth, luego de haber medido más de 300 puntos GNSS (posicionamiento satelital) en campo para evaluar y elegir la mejor fuente de referencia.

Los elementos y subelementos analizados de los datos fueron:

  • Exactitud Posicional –  Exactitud Posicional Externa: precisión de la posición absoluta de los objetos geográficos frente a un universo (posición) considerada como verdadera;
  • Compleción – Comisión  y Omisión: datos excedentes y  ausentes o faltantes en un conjunto de datos;
  • Elemento Consistencia Lógica – Topología: evalúa reglas topológicas para objetos vectoriales relacionados en el espacio;
  • Elemento Exactitud Temática – Corrección de la clasificación: precisión de los atributos de los objetos geográficos en una base de datos, respecto de su valor verdadero.

¿Cómo es la calidad de los DByF de Córdoba?

Nuestra provincia cuenta con un sólido y creciente ecosistema de instituciones y organismos públicos y privados que producen y publican información geográfica. Sin embargo, el estudio pone en evidencia que existe una dispersión en los niveles de calidad entre los distintos organismos, lo que limita una adecuada integración de los mismos en una base cartográfica común a nivel provincial (Imagen 2).

Imagen 2. Limitaciones en la integración de los datos actuales. Fuente: Luján Ghione, M.; Suarez, Federico. Evaluación de calidad de los Datos básicos y fundamentales de la provincia de Córdoba.

Entre los principales resultados, el trabajo revela que el mayor porcentaje de errores en los tres organismos se presenta en la Exactitud posicional externa, donde por ejemplo 33% de las parcelas rurales (DGC) tienen problemas de ubicación, al igual que el 31% de los cursos de agua (APHRI) y 12,5% de la Red Vial (DPV), conforme el modelo de comparación adoptado (Imagen 3).

Los resultados relacionados a la evaluación de la Consistencia Lógica-Topología muestran que en las geometrías de las parcelas rurales y ejidos municipales es donde más se presentan este tipo de errores.  

En relación a la Compleción, en el análisis efectuado no detectaron casos de datos incorrectos incluidos (comisión de datos). No obstante, sí lograron identificar datos omitidos en DGC y APRHI, como por ejemplo cursos de agua ausentes y mejoras no declaradas.

En tanto, las capas mostraron una calidad satisfactoria en cuanto a la Exactitud Temática, aunque los autores destacan “que el atributo ‘Subcuenca de los Cursos de agua’ podría mejorar considerablemente si se completa automáticamente mediante la aplicación de geoprocesos geográficos”.

Imagen 2. Ejemplo de error posicional en parcela rural. Fuente: Luján Ghione, M.; Suarez, Federico. Evaluación de calidad de los Datos básicos y fundamentales de la provincia de Córdoba.

Luján Ghione y Suarez recomiendan que el nivel de calidad de la información geográfica “debería informarse en los metadatos, los cuales deben seguir el modelo propuesto por IDERA (basado en las directivas de las Normas ISO de estandarización); un buen ejemplo es el caso de metadatos asociados a la capa ‘Parcelas Rurales’ del Catastro provincial”.

Entre sus recomendaciones, remarcan la importancia de analizar la calidad de la información que ya se está publicando, así como de producir datos geográficos de acuerdo con normas y estándares internacionales que aseguren su calidad. 

“Mediante esta revisión y corrección gradual de los Datos Básicos y Fundamentales (DByF) que conforman la cartografía base provincial, se establecerá una marco sólido para asociar en el futuro nueva información geográfica de alta calidad. Esto permitirá una adecuada vinculación entre los datos geográficos de diversas fuentes, mejorando la exactitud, precisión y consistencia de la información espacial en la provincia”, señalan. 

El trabajo es una importante contribución desde la academia a las políticas públicas en Córdoba, en materia de información pública y el programa IDE provincial; que así mismo, ayuda a comprender la importancia de analizar la calidad de la información que se utiliza para gestionar el territorio y elaborar respectivos planes de mejora..

Si te interesa conocer conocer más sobre Mapa Base provincial y otros recursos de Mapas Córdoba, escribinos a [email protected]. Si querés contactar con los autores, podés escribir a: [email protected] o [email protected]. Seguí informándote de las Novedades de IDECOR a través de nuestras redes en Instagram, Linkedin, X y YouTube.