La importancia de trabajar con un SIG y la IDE provincial en la Gestión de Riesgos para Desastres

Compartilo en las redes

¿Cuál es la diferencia entre emergencia y desastre? La emergencia se entiendo  como una condición amenazante que requiere la toma de acciones urgentes”; e DESASTRE, como “una seria interrupción en el funcionamiento de una comunidad o sociedad que ocasiona una gran cantidad de muertes al igual que pérdidas e impactos materiales, económicos y ambientales que exceden la capacidad de la comunidad o la sociedad afectada para hacer frente a la situación mediante el uso de sus propios recursos” (Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres, Junio 2001, http://eird.org/esp/acerca-eird/marco-accion-esp.htm)

Para afrontar de la manera más apropiada y eficaz estas emergencias y/o desastres, se torna fundamental desarrollar como estrategia, la GESTIÓN DE RIESGOS, la que podemos definir como “el enfoque y la práctica sistemática de gestionar la incertidumbre para minimizar los daños y las pérdidas potenciales”; proceso con el cuál se pueden incorporar acciones que están vinculadas con la Prevención, Mitigación, Respuesta, Recuperación y Rehabilitación, facilitando y ordenando de este modo, las gestiones distribuidas en fases ordenadas y trabajadas de manera sistemática.

En cada una de estas etapas, es fundamental disponer de la mayor cantidad de información de referencia posible, no solo al evento adverso en sí mismo, sino también, de toda la información inherente a las condiciones físicas, geográficas, meteorológicas y de igual manera, las características poblacionales, medidas estructurales, referencias topográficas, etc.; siendo que todas ellas tienen características que son geocodificables, lo que permite llevar a cabo tareas de PLANIFICACIÓN y PREVENCIÓN. Por ejemplo, contar con una cartografía base y trabajar con mapas de riesgos, facilita el análisis del uso del suelo; así como los mapas de recursos sirven para planificar al momento de brindar respuesta ante emergencias.

En tareas de Mitigación se puede dar el caso del manejo logístico de los recursos, la existencia de medidas estructurales que pueden minimizar el impacto del evento adverso, por otro lado, en la RESPUESTA, se pude trabajar con capas temáticas de administración de recursos, de albergues, de personas damnificadas, de la ocupación territorial del evento adverso, etc. y finalmente, la accesibilidad de contar con tecnología de Drones o UAV ha dinamizado enormemente los tiempos en la respuesta.

Al momento de la recuperación y habilitación, se lleva a cabo la Evaluación de Daños y Análisis de las Necesidades (EDAN), donde los SIG y las IDE permiten priorizar las acciones al momento de la toma de decisiones, recobrando las condiciones de vida lo más urgente posible. Para el caso de la REHABILITACIÓN, se pretenden recuperar los servicios básicos a nivel local y la RECONSTRUCCIÓN para la infraestructura de los sistemas de la localidad; desarrollándose de manera sistémica, coordinada, planificada y evaluada la Gestión de Riesgos, como metodología de la administración de los desastres.

Lic. Ariel G. Chaves
Secretaría de Gestión de Riesgos para Emergencias y Desastres
Gobierno de la Provincia de Córdoba
[email protected]
Categorías: Novedades